Al escucharme, me doy cuenta de que he hecho más fallos de los que en un principio creía. Al comenzar la exposición, titubeo un poco, más que nada por los nervios, luego ya voy mejor, aunque utilizo muletillas del tipo , ehh, mmm, etc. a veces parece que falta un poco de cohesión en el discurso, más que nada debido a que no lo tenía preparado, fue bastante espontáneo, aunque seguia el orden que tenia en el esquema. Se nota bastante el fallo en la utilización de una palabra valenciana cuando correspondia una en castellano, porque en ese momento no recordaba la que era. El tono de voz también denota que soy valencianohablante. Pero en general, se podría decir que globalmente el discurso quedó bien, y las ideas que quise trasmitir fueron entendidas por los receptores. Pilar.
Añadir comentario